» » Este padre de familia creó algo increíble con crayones viejos ¡te conmoverá esta historia!

Este padre de familia creó algo increíble con crayones viejos ¡te conmoverá esta historia!

wcasique 24 de mayo del 2016 Historia
Enlaces patrocinados

Bryan Ware, un padre de familia se le ocurrió una idea increíble. Con un poco de creatividad e ingenio pudo crear algo muy simple y maravilloso, además de que lo hizo con instrumentos que podemos encontrar en nuestro hogar.

Este padre de familia creó algo increíble con crayones viejos

Lo primero que hizo Ware fue agarrar creyones que sus hijos guardaban de los locales de comida y que al final iban al cubo de basura. Luego, los ablandó y derritió, los puso en un colador de pasta. Este proceso es muy parecido a cocinar pasta.

Los lápices derretidos quedaron como cera liquida, el colador cuenta con una forma especial que creó el mismo Bryan. Por medio de este proceso, creó creyones nuevos, más largos y gruesos, siendo más fáciles de usar para los niños que tiene necesidades especiales.

Cada vez que sigue estos pasos, Ware crea unos 96 lápices, pasando a comenzar la denominada “The Crayon Initiative” –iniciativa de los creyones de cera-. Después hacerlos, los lleva a hospitales de California, con el fin de ayudar a niños y niñas que han pasado por situaciones difíciles en estos centros.

Para este padre, las ceras pueden ayudar a los niños a salir de cualquier dolor, ya sea físico o psicológico, por medio del dibujo pueden apartarse de lo que les cause sufrimiento, aseveró Ware.

Muchos se han ofrecido como voluntarios de esta causa y ayudan a Bryan, derritiendo colores para convertirlos en nuevos y llevarlos a hospitales. Esta iniciativa ya ha trascendido, y han entregado más de 2 mil cajas de estos crayones.

Es un ejemplo a seguir que puede inspirar a cualquiera que decida iniciar causas de esta índole, ayudar a los demás y a aquellos que han pasado por circunstancias desfavorecedoras, representa un modelo humanitario para todos.

Enlaces patrocinados

¡Déjanos tu opinión!