» » En Egipto quedan sólo seis judíos

En Egipto quedan sólo seis judíos

wcasique 30 de marzo del 2016 Hombres
Enlaces patrocinados

En un momento histórico pasado, Egipto llegó a vanagloriarse por la convivencia pacífica de las tres religiones monoteístas, así como por la mezcla de culturas que allí existían; y el número de judíos que habitaban en ese país llegó a superar los 75.000 para fines de la década de los 40.

En Egipto quedan sólo seis judíos

En Egipto quedan sólo seis judíos

Pero actualmente, pasadas dos generaciones, sólo quedan seis ancianas como el único reducto de una sociedad que junto a los cristianos y los musulmanes participó en la construcción del país egipcio, en áreas como la comercial, la política, las artes y la arquitectura.

Después de haberse creado el estado de Israel, el gobierno comenzó a acosarlos por considerarlos posibles traidores a la patria, forzándoles a un éxodo, que ha terminado con esta comunidad. Magda Haroun, una de las seis que todavía quedan y presidenta de la comunidad judía egipcia expresa que en dos o tres años ya no quedarán judíos egipcios. Y que ella es como el último dinosaurio. El resto de los seis son ancianas de más de ochenta años, que habitan entre Alejandría y El Cairo. El último hombre murió a fines de los años 90.

Ya la sinagoga Sha’ar Hashamayim, la Puerta del Cielo, dejó de mantener encendidas las velas, y el majestuoso edificio ubicado en el centro de la ciudad del Cairo, permanece vacío y cerrado, incluyendo el Sabbath, día santo para la religión judía. Lo mismo sucede con muchas otras sinagogas abandonadas en la ciudad. Ya no quedan judíos egipcios que lean las plegarias de la Torá y enciendan las velas. Ya no se realizarán más bautizos o bodas, solamente funerales.

Mientras tanto, Haroun añade que es la más joven de los que quedan y que espera ser la última. Pero sobre ella pesa una difícil tarea: ella quiere salvar su historia, pero nada puede hacer para cambiar la desaparición física de los judíos egipcios.

Ya Egipto no es tierra de oportunidades como antaño, cuando asquenazíes, rabanitas y sefardíes encontraron refugio allí. Los asquenazíes tras la Primera Guerra Mundial, previendo ya el aumento del antisemitismo en la Europa del Este, y los sefardíes tras haber sido expulsados de España.

El escritor Joel Beinin, quien es profesor de la Universidad de Stanford, en su libro titulado La dispersión de los judíos egipcios, expresa que es difícil calcular la cifra exacta de los judíos que vivieron en Egipto, ya que en el censo de 1937 contó 65.000, para 1.947 eran ya 75.000, pero algunos historiadores han hablado hasta de 85.000.

Enlaces patrocinados

¡Déjanos tu opinión!